La Serenísima responde por cadena de mails contra Actimel

Por Daniela Hacker
Desde hace unos días, circula una cadena de mails contra Actimel.
Entre otras cosas el mail, anónimo, dice que: ”El Actimel provee al organismo una bacteria llamada L.CASEI. Esta sustancia es generada normalmente por el 98% de los organismos, pero cuando se le suministra externamente por un tiempo prolongado, *el cuerpo deja de elaborarla* y paulatinamente “olvida” que debe hacerlo y *cómo* hacerlo, sobre todo en personas menores a 14 años….”

Consultada acerca de la veracidad de esta información La Serenísima aclara a través de su Departamento de Información Nutricional que:
“La información que nos remite no tiene ningún respaldo científico, tanto es así que no cita fuente ni bibliografía referente. ..Actimel® es una leche fermentada que contiene, además de los fermentos propios del yogur, un fermento específico: el Lactobacillus casei defensis (L. casei), que ayuda a reforzar las defensas naturales. Este fermento no es producido por el cuerpo humano, de hecho el cuerpo humano no puede producir ningún tipo de bacteria, sino que estas están sólo hospedadas en él.
Como todo alimento, puede ser consumido regularmente en el marco de una dieta equilibrada, en la que se recomienda incluir de dos a tres porciones de lácteos por día para conseguir los requerimientos de calcio y no existen restricciones a su consumo, siempre y cuando no dejemos de ingerir otros alimentos. Según se ha observado en distintos estudios, para lograr y mantener estos efectos es necesario un consumo regular de Actimel®, por eso se recomienda consumirlo como mínimo durante 14 días”.

5 comentarios en “La Serenísima responde por cadena de mails contra Actimel”

  1. gaby Dice:

    me molesta mucho la propaganda en donde los niños juegan con su perro y el mensaje es que están en peligro por eso deben tomar actimel.
    1. nada mas sano es que jueguen con un perro
    2. si investigaran un poquito ese perro no larga esa baba q muestra la publicidad.
    3. que pasó con la salud de los chicos de la publicidad ??? toman actimel y no se enfermaron con el baldaso de baba?

  2. alimentos Dice:

    Sabias que hay un proyecto de ley basado en esta ridicula cadena de mails?:

    ACTIMEL provee al organismo una bacteria llamada L.CASEI.
    Esta sustancia es generada normalmente por el 98% de los organismos, pero cuando se le suministra externamente por un tiempo prolongado, el cuerpo deja de elaborarla y paulatinamente ‘olvida’ que debe hacerlo y cómo hacerlo, sobre todo en personas menores a 14 años.
    En realidad, surgió como un medicamento para esas pocas personas que no lo elaboraban, pero ese universo era tan pequeño que el medicamento resultó no rentable; para hacerlo rentable se vendió su patente a empresas alimenticias.
    Secretaría de Salud obligó a ACTIMEL (La Serenísima) a indicar en su publicidad que el producto no debe consumirse por un tiempo prolongado; y cumplieron, pero en una forma tan sutil que ningún consumidor lo percibe ( p.ej. ‘desafío actimel: consúmalo durante 14 días’ o ‘haga de agosto su actimel’).

    Si una madre decide completar la dieta con ACTIMEL, no percibe ningún aviso sobre su inconveniencia
    y no ve que puede estar haciendo un daño importante a futuro a causa de las manipulaciones publicitarias para impulsar los negocios.

    ¡¡¡¡¡¡¡PASALO¡¡¡¡¡¡¡PASALO¡¡¡¡¡¡PASALO¡¡¡¡¡PASALO¡ ¡¡¡¡

    Esto es cierto. Si no lo creen, busquen el siguiente
    PROYECTO DE LEY del diputado nacional RAUL PATRICIO SOLANAS (PJ - Entre Ríos) en la página de la Cámara de Diputados de la Nación

    —————————–

    Soy Ingeniera en Alimentos y quería opinar acerca del proyecto de ley 1405-D-2007 “BACTERIA “L CASEI DEFENSIS”: OBLIGATORIEDAD DE INCLUIR UNA LEYENDA EN PRODUCTOS ALIMENTICIOS DE CONSUMO HUMANO, ADVIRTIENDO SUS CONTRAINDICACIONES”

    Para acceder al proyecto de ley 1405-D-2007: http://www1.hcdn.gov.ar/proyxml/expediente.asp?fundamentos=si&numexp=1405-D-2007

    En primer lugar, quiero aclarar que esto no pretende ser una defensa o un ataque al producto ACTIMEL en sí mismo, ni de los recursos publicitarios utilizados por la empresa elaboradora.

    Un alimento que provee L. Casei Defensis se conoce como alimento funcional, hacia el final de este comentario hay información acerca de este tipo de alimentos (FUENTE: ANMAT).
    Lo importante es que ningún organismo elabora bacterias, es decir, no las genera, simplemente éstas se hospedan en nuestro intestino, su incorporación es siempre externa. La forma externa de incorporarlo podría ser a través de un alimento (ej. ACTIMEL). Hay otros alimentos que proveen este tipo de bacterias YAKULT, SANCOR BIO, etc.

    Todos alimentos son aprobados por las autoridades sanitarias competentes en el lugar donde está instalada la planta elaboradora. De ninguna manera podemos considerar que los alimentos a los que se refiere el proyecto de ley 1405-D-2007, son medicamentos, de ser así la autoridad sanitaria interviniente no le hubiera otorgado un RNPA (Registro Nacional de Producto Alimenticio).

    Es decir el proyecto de ley 1405-D-2007 carece de fundamento técnico, pero suponiendo que la intención del proyecto de ley 1405-D-2007 es “frenar” la publicidad de cierta manera “engañosa” de los “mágicos” efectos de estos alimentos; se aclara que este control sobre la información sobre los alimentos difundida en cualquier medio de comunicación está contemplado en la Disposición 4980/2005 de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).
    En mi opinión lo que actualmente ocurre es que no se aplica con el correspondiente rigor esta disposición.

    ALIMENTOS FUNCIONALES:
    El colon es uno de los órganos metabólicamente más activos del cuerpo humano, y juega un papel muy importante en la nutrición y en la salud.
    Dentro los distintos componentes de la microflora colónica se encuentran algunas bacterias (bifidobacterias y lactobacilos) que impiden el crecimiento de bacterias nocivas para la salud humana y, por ello, en la actualidad hay un gran interés en mejorar el desarrollo de las bacterias benéficas disminuyendo, así, el crecimiento de las potencialmente patógenas.
    NINGÚN ORGANISMO ELABORA BACTERIAS, ES DECIR, NO LAS GENERA, SIMPLEMENTE ÉSTAS SE HOSPEDAN EN NUESTRO INTESTINO. SU INCORPORACIÓN ES SIEMPRE EXTERNA.
    Durante la vida intrauterina, la luz intestinal permanece estéril pero la colonización comienza inmediatamente luego del nacimiento y alcanza una estabilidad duradera hacia el primer año de vida. Dicha estabilidad puede ser alterada durante episodios de infecciones intestinales, tratamientos antibióticos, inmunodeficiencias transitorias o crónicas y en la vejez. La flora intestinal está siempre activa y se renueva aproximadamente cada 48 horas. Un factor externo que incide en la composición de la flora es la dieta y esto es particularmente evidente durante la lactancia.
    Existen 3 estrategias alimentarias que promueven el mantenimiento de un equilibrio mas saludable de la microflora intestinal, consistentes en la alteración beneficiosa de su composición, mediante el incremento de las cantidades de bifidobacterias, de lactobacilos o de ambos basadas en la utilización de prebióticos, probióticos y simbióticos.
    Los probióticos son microorganismos vivos reconocidos como habitantes normales del intestino humano que, al ser ingeridos, potencian las propiedades de la flora intestinal y contribuyen a mejorar la salud. Las bacterias probióticas suelen vehiculizarse a través de los lácteos, específicamente mediante las leches fermentadas y los yogures rotulados con “probio”, “GG” y “biopuritas”. La FDA los reconoce como ingredientes seguros para los cuales no es necesario establecer limites máximos permitidos en alimentos.
    Los prebióticos son ingredientes alimentarios (hidratos de carbono no digeribles) que poseen un efecto favorable sobre la flora intestinal ya que estimulan selectivamente el crecimiento de bacterias benéficas.
    Los simbióticos son la combinación de pre y probióticos.
    Tanto los prebióticos como los probióticos son considerados alimentos funcionales, y se definen, como aquellos alimentos que contienen un componente, sea o no un nutriente, que afecta una o varias funciones del organismo en forma específica y positiva, promoviendo un efecto fisiológico que va más allá de su valor nutritivo tradicional. La función de los mismos es mantener o mejorar el estado de salud y bienestar y reducir el riesgo de padecer enfermedades.
    Fuente: ANMAT

  3. natalia Dice:

    tengo la absoluta confianza en sus productos.tuvimos toda mi familia la invitacion que pedimos para recorrer las instalaciones y respondieron a todas nuestras dudas y curiosidades.simplemente agradecida por el recibimiento.creo que esto tambien es bueno que se sepa atte natalia

  4. pablo Dice:

    creo que antes de acusar cualquier eventual caso de fraude o mentira encubierta habria que investigar un poco mas, pero como siempre en la argentina todas las acusaciones son sin fundamentos ni respaldo, en cualquier aspecto de nuestra vida institucional..soy consumidor de actimel y otros probioticos que no pertecen a mastellone y mi organismo funciona correctamente a pesar que paso tiempo prolongados sin consumirlos. tengo 30 años y para el que no se acuerda antes tambien tomabamos probioticos, con el nombre leche cultivada, que venia en un sachet azul y era muy rico, no tuvo exito por que para esde momento no se le dio al consumidor su importancia en el consumo.ah!! la lache cultivada es un invento argentino

  5. Florencia Dice:

    Buen Día:

    Mi nombre es Maria Florencia, Soy estudiante de la Univresidad del Savador y de ser posible, les solicito por este medio me puedean hacer llegar a mi correo el fa “famoso mail difamatorio contra la Serenisima”

    Desde ya agradesco la información provista por Uds. a traves de esta pagina Web.

    Saludos Cordiales.-

Dejar un comentario