Fallo contra la contaminación visual

Por Daniela Hacker

lugones

(Foto Diario La Nación)

La Sala II de la Cámara en lo Contencioso, Administrativo y Tributario de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, luego de tres años de iniciado,  hizo lugar al amparo presentado por Proconsumer ordenando al GCBA para que en 20 días efectúe un relevamiento y la remoción de todos los carteles de publicidad que se encuentran instalados en infracción en todos los clubes privados de la zona y el área definida en la demanda.

Proconsumer, como entidad ambientalista y defensora de los derechos del consumidor, inició dicha acción con el objeto que el GCBA tome las medidas correspondientes para que cese la ilegitimidad por la proliferación de carteles de publicidad contaminantes y perjudiciales para la salud de la población, instalados a los costados de las Avenidas Leopoldo Lugones e Intendente Cantilo, entre Sarmiento y Gral. Paz, zona del Aeroparque Metropolitano y desde la Escuela de Mecánica de la Armada hasta la finalización de esa ruta.

El GCBA, pese a coincidir con la actora en la ilegitimidad de numerosos carteles publicitarios, así como en la peligrosidad y los perjuicios que pueden derivar para los conductores que transitan esas vías, no ha tomado medidas eficaces para conjurar el riesgo.

Los anuncios y/o dispositivos publicitarios contravienen en forma insalvable la Ley Nacional de Tránsito Nº 24.449, su Decreto reglamentario Nº 779/95, el Código de Planeamiento Urbano y el Código de Habilitaciones y Verificaciones de la Ciudad de Buenos Aires. En cuanto a los clubes, se encuentra prohibido todo tipo de publicidad, carteles, letreros y avisos comerciales, de acuerdo con la Ordenanza Municipal Nº 33.919.

Un comentario en “Fallo contra la contaminación visual”

  1. Julian Dice:

    Me parece una excelente medida. Es una locura la cantidad de publicidad gráfica que hay por la Lugones. No sólo producen una contaminación visual tremenda sino que también promueven los accidentes.
    Sería ideal que pasase algo similar pero aplicado a las calles y avenidas de la Ciudad de Buenos Aires. Hoy también uno se siente acosado por la cantidad de carteles que hay y que pareciera que se le vienen a uno encima… ¿Estaremos por el buen camino?

Dejar un comentario